Seleccionar página

Cerrajeros 24 horas
Si necesitas solucionar un problema con la cerradura, esa puerta o ventana que se atasca y no abre. ¡Necesitas una ganzúa! Esta herramienta de cerrajería es muy importante a la hora de querer abrir una cerradura que no funciona.
Un juego de ganzúas es algo que no falta en un bolso de un cerrajero, son muy útiles y solucionan problemas de cerrajería muy rápido.
Si tienes un inconveniente con alguna cerradura en tu casa u oficina, no va ser necesaria que llames a un cerrajero para que arregle ese problema, evítate gastos, puedes ahorrar dinero, solo dedicándole un poco de tiempo a aprender cómo hacer una ganzúa casera.
Te daremos dos maneras de hacer unas ganzúas caseras, tú eliges la que mejor se adapte a tus opciones.
Ganzúas con un limpia parabrisas
Lo primero que debes hacer es buscar un limpia parabrisas, no es tan difícil encontrar uno, seguro tienes alguno lanzado en algún lugar de la cochera, o si no lo puedes conseguir a un cómodo precio en una ferretería o venta de repuestos de carro, quizá hasta te regalen alguno que este dañado.
Cuando ya tengas el limpia parabrisas desármalo, quítale el burlete de goma, y extraer las dos varillas metálicas que están en él.
Ahora bien, haz dos marcas una de 10 cm para la ganzúa y otra de 9cm para el tensor, para hacer las marcas utiliza un metro o una regla para que las medidas sean perfectas y luego procedes a cortar con un alicate.
Para el tensor, con ayuda de alguna pinza doblas 90 grados a un centímetro de la punta, y luego haces una torsión más a menos a la mitad para darle más rigidez.
Y ahora que tienes listo el tensor, comienzas a hacer la ganzúa.
Para eso tomamos la otra varilla y con una lima redonda desgastamos cerca de la punta.
Con una lima plana, limamos desde esa muesca hasta unos 4 cm más o menos, y también le damos una torsión.
¡Listo! Ya puedes utilizar la ganzúa para abrir tu cerradura.
Pero si este método para hacer una ganzúa casera te pareció muy difícil, puedes consultar el siguiente
Ganzúa con un clips
Este es un proceso muy sencillo de llevar a cabo, basta que desdobles el clic y procedas a hacer de este una recta con la ayuda de un martillo, para que luego procedas a introducirlo en la cerradura.
Al hacer movimientos como una ganzúa tradicional podrás abrir cualquier cerradura.
También puedes hacer el tensor con un clip
Dobla uno de los extremos en línea recta del segundo clip, pero es importante que no aplastes la punta.
Para ello es menester, que calcules la mitad del clic una vez ya desdoblado, luego procede a doblarlo justo en la mitad, puede que requieras la ayuda de una pinza para esto.
La idea es que coloque el clic sobre la cerradura de la siguiente forma, es decir, un extremo del clic debe ir en la parte inferior de esta, y el otro extremo en la parte superior; con mucho cuidado procura abrir el candado haciendo la presión debida sobre la misma.
Si ya tienes el tensor y la ganzúa, puedes utilizarlos para abrir la cerradura que tiene problemas.
Recuerda que cada herramienta las estas realizando con objetos del hogar, así que es importante que los utilices con mucho cuidado pues no tendrán la misma resistencia que una herramienta normal.
Logrando con ello que te armes de paciencia, para poder así lograr tu objetivo, pero por igual considera importante el hecho de que puedes solventar tu mismo la situación sin premuras.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies