Seleccionar página

Cerrajeros Baratos
Nada más molesto que una puerta que al abrirla o cerrarla suene de manera chillona, esto causa una desconcentración, es incómodo y en algunas ocasiones algo vergonzoso.
Es por esto que la puerta de cualquier oficina debe estar en perfecto estado, de manera que no cause ningún tipo de molestia a los trabajadores en sus horas laborales.
Si te encuentras en tu oficina un día y comienzas a escuchar un sonido bastante incómodo y molesto y te das cuenta de que este sonido proviene de tu puerta es hora de poner manos a la obra.
Se supone que en las oficinas todas las puertas deben estar en buen estado, así que para que tu puerta deje ese sonido tan desagradable te daremos en este artículo un buen consejo para que logres solucionar tu problema fácilmente y en poco tiempo.
Quita el sonido de la puerta de tu oficina con aceite para bricolaje
Para una puerta que suena muchísimo al abrirla o cerrarla te recomendamos que consigas una aceitera de plástico con anilla para colgar y la llenes con 100 ml de aceite para bricolaje.
Ahora bien, seguro te preguntaras ¿qué es el aceite para bricolaje?, ¿para qué sirve?, pues bien el aceite para bricolaje sirve para engrase de roscas, bisagras y cerrojos y a su vez protege los metales contra la corrosión.
Este aceite pondrá tus bisagras como nuevas y funcionará a la perfección para resolver tu problema siempre y cuando sigas los pasos que te daremos a continuación.
Pasos a seguir para quitar el sonido a la puerta de la oficina
Cuando una puerta suena por lo general es por dos razones, la primera es que posiblemente la puerta tenga un peso que la haga forzarse y esto hará que dicha puerta suene al abrir o cerrarse y la segunda razón puede ser que las bisagras estén algo oxidadas.
Sea cual sea la razón por la cual suena la puerta puedes resolver tu problema cumpliendo con los siguientes pasos:

En caso de que la puerta suene debes revisar dos cosas: que no tenga ningún tipo de peso que haga que emita este sonido incómodo y que las bisagras que se encuentren en buen estado.
En caso de ser las bisagras el problema utiliza el aceite para bricolaje.
Vierte el aceite en todas las bisagras de la puerta, máximo 3 gotas por bisagra.
Mientras viertes el aceite mueve suavemente la puerta para que penetre bien, dentro y fuera de las bisagras.
A los segundos de haberle puesto el aceite a las bisagras notarás que la puerta dejó de sonar como solía hacerlo. Es recomendable hacer este procedimiento del aceite para bricolaje una vez al mes, así cuidarás más las bisagras de la puerta y estas duraran más tiempo.
En caso de que el sonido de la puerta continúe, sin importar cuanto aceite le colocaste, es preferible que cambies las bisagras, posiblemente estén muy viejas y oxidadas. A este punto no quedará otra solución que cambiarlas por unas bisagras nuevas.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies